La mujer a través de la historia.

Comparte



Hoy voy a contarles un cuento especial, −dijo la abuela a sus nietas, − quiero que se sienten a mi alrededor y pongan mucha atención.

En el inicio de todos los tiempos, cuando Dios estaba construyendo el mundo, hizo al hombre para que lo habitara, pero al verlo tan solo, le quitó una costilla y creo a la mujer. Un ser tan perfecto, no solamente en lo físico sino en lo emocional; tal creación, despertó la ira del demonio y fue fraguando la manera de pervertirla y restarle hermosura.  Primeramente, la tentó, invitándole a probar la tesitura, aroma y sabor de una manzana del árbol prohibido; después, fue expulsada del paraíso y condenada a parir a sus hijos con el dolor y desgarramiento de sus entrañas; luego, ocultó su figura de la faz de la tierra, su silueta quedó desdibujada, como si solamente el varón existiera y fuera el único ser que podía estudiar, aprender, crecer y aportar a la humanidad. No se le permitía tuviese control sobre su cuerpo, su salud reproductiva, la selección de su pareja; no podía ocupar cargos públicos representativos; estaba confinada a los espacios privados, con todas las carencias de toma de decisiones; no podía elegir a sus gobernantes, ni educarse;   pero, a pesar de todos los obstáculos puestos, la mujer lograba sobreponerse e iba sorteando uno a uno los impedimentos; emergiendo del silencio, del grito ahogado, de los atropellos que en su nombre se cometían.

Entonces, este ser malévolo, instituyó otras formas de hacerla sufrir. Sembró en el corazón de algunos hombres débiles de voluntad, trastornos de conductas; y entonces la mujer empezó a ser castrada, violada, prostituida, mancillando su cuerpo, pero dejando limpios sus pensamientos y emociones; una vez más, se dijo: −Las adicciones quebrantarán tu voluntad, tu espíritu quedará flagelado y serás como un alma en pena vagando por el mundo.

Volvió a quedar defraudado, el amor se sobrepuso.  Entonces, insertó la violencia, la forma más cruel de maltrato verbal, emocional, físico y social. De esta última calamidad impuesta, le ha costado más levantarse; pero afortunadamente, cada día hay más dependencias que ofrecen apoyo y ayuda; más conciencia individual, más resiliencia y fomento a la autoestima para reconocerse y amarse a si misma. Siguen brotando rosas de los confines de la tierra; no más ablación en los países islámicos, no más mujeres maltratadas, no más feminicidios. ¡Alcemos la voz con acciones que alcancen a visualizarse y escucharse por todo el mundo, −finalizó la abuela, − su mensaje llegó hasta el corazón de sus nietas!



María del Refugio Sandoval Olivas, docente y escritora mexicana.

2007 antologada en “Huellas en el tiempo”. 2009 “Anhelos, sueños y esperanzas”, 2011 “Una Rosa sin Espinas”, 2013 antologada en “Experiencias directivas exitosas”, 2015 y 2016; en “Monografía de Competencias docentes”, convocadas por ENSECH; autora de varias ponencias publicadas digitalmente, como “Oralidad de la Lengua”, cuento “Dulce” publicado en 2018, “Suspiros rotos” poemario publicado en 2019; cuentito “La navidad y yo” 2019; Pérdida de Valores. Alternativa de rescate (2020), editorialista en el periódico local “El Sol de Parral”, colaboradora de revista Latina N.C.

One Comment:

  1. Muy orgullosa de que mi cuento haya sido seleccionado. Les felicito por la creación de espacios literarios que permiten interactuar y conocer y admirar el talento y entrega por el arte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.